Copia de Wildbull Logo (324 × 80 px) (400 × 100 px)

Cómo desindexar una URL de Google de forma efectiva

Cuando creamos contenido en internet, es crucial que se encuentre indexado de manera correcta en Google para lograr un mejor posicionamiento SEO. Pero, ¿qué sucede cuando tenemos páginas con contenido anticuado, de calidad inferior o simplemente no aportan a nuestra web? En este artículo, te enseñaremos cómo desindexar una URL de Google utilizando diferentes técnicas, como la herramienta de retirada de Google y la etiqueta ‘noindex’ en la URL. Además, te contaremos cómo saber si una URL está indexada, trucos para la desindexación y qué hacer en caso de problemas.

1. ¿Qué es desindexar una URL?

Desindexar una URL es el proceso de retirar una página web de los resultados de búsqueda de Google. Cuando Google indexa una página, la agrega a su índice y la presenta en los resultados de búsqueda relevantes. La página comenzará a aparecer en los resultados de búsqueda cuando los usuarios ingresen sus palabras clave. Desindexar una URL es el proceso opuesto: eliminar una página web del índice de Google para que no aparezca en los resultados de búsqueda.

¿Por qué es importante desindexar URLs?

La desindexación de URLs es importante en situaciones en las que una página web ya no es relevante o tiene contenido obsoleto o de baja calidad. Si Google indexa una página web obsoleta o de baja calidad, puede afectar negativamente el SEO de un sitio web en general. La eliminación de la página de los resultados de búsqueda de Google puede mejorar la calidad general del sitio web para los usuarios y para los motores de búsqueda.

¿Qué consecuencias puede tener una URL mal indexada?

  • Posicionamiento SEO de baja calidad por contenido irrelevante.
  • Pérdida de visibilidad en la búsqueda de Google.
  • Los usuarios pueden entrar a la página por error porque no aparece el contenido correcto en la búsqueda.
  • Puede disminuir el tráfico del sitio web y afectar impacto negativo en la conversión.
  • Una página inútil en el ranking de búsqueda de Google puede repercutir en la calidad de todo el sitio web en los motores de búsqueda.

Técnicas para desindexar una URL de Google

Existen diversas formas de desindexar una URL de Google, ya sea de manera temporal o permanente. A continuación, se presentan las técnicas más utilizadas:

Eliminar la URL desde Google Search Console

Una de las formas más sencillas de desindexar una URL es mediante Google Search Console. Para ello, es necesario tener acceso a la propiedad correspondiente. Una vez dentro, debemos seleccionar la sección de “Cobertura” y, a continuación, hacer clic en la URL que deseamos eliminar. Luego, buscamos la opción “Eliminar URL” y seleccionamos la opción “Temporalmente ocultar la URL de la Búsqueda de Google”. Con esto, Google dejará de mostrar la URL durante unos 6 meses, luego de los cuales volverá a aparecer en los resultados de búsqueda.

Añadir la etiqueta noindex en la URL

Otra técnica comúnmente utilizada para desindexar una URL es añadir la etiqueta “noindex” en la página correspondiente. De esta forma, se le indica a Google que no debe indexar la página en cuestión. Para ello, es necesario añadir la siguiente línea de código en la sección head de la página HTML:

  • <meta name=”robots” content=”noindex”>

Añadir un código de error 404 o 410

Si una URL ya no existe en un sitio web, pero sigue apareciendo en los resultados de búsqueda, podemos utilizar los códigos de error 404 o 410 para indicar que la página ya no está disponible. Estos códigos indican a Google que la página ha sido eliminada de forma permanente.

Bloquear con contraseña

Si deseamos que una URL en particular sólo sea accesible para usuarios con acceso autorizado, podemos bloquearla con contraseña. Para ello, es necesario utilizar una herramienta de gestión de contraseñas, como las que proporcionan muchos sistemas de gestión de contenido.

Desindexar masivamente mediante sitemap

Si deseamos desindexar múltiples URLs al mismo tiempo, podemos utilizar un sitemap específico para ello. En este sitemap, se incluyen las URLs que deseamos desindexar y se les indica a los motores de búsqueda que no deben ser indexadas. Este método es especialmente útil si necesitamos desindexar muchas páginas a la vez, como por ejemplo después de una migración de sitio web.

¿Cómo saber si una URL está indexada?

Es fundamental conocer si una URL está indexada en Google para asegurarse de que el contenido se está mostrando en los resultados de búsqueda. Si una URL no está indexada, es necesario llevar a cabo acciones para conseguir que aparezca en los resultados de la búsqueda.

Resultados de búsqueda avanzados

Para comprobar si una URL está indexada, el primer paso es realizar una búsqueda avanzada en Google. Para ello, se introducirá en la barra de búsqueda “site:nombreweb.com/nombreurl”. Con esta búsqueda avanzada se pueden visualizar los resultados para la URL indicada. Si la URL aparece en los resultados, entonces está indexada.

Google Search Console

Otra forma de comprobar si una URL está indexada es a través de Google Search Console. En la sección de inspección de URL, se puede comprobar el estado de la indexación y si existe algún problema con la URL. Si la URL aparece en el informe de resultados, entonces está indexada. Si no aparece, entonces todavía no se ha indexado o ha habido algún tipo de problema.

Comprobar el tráfico de la URL

Otra forma de comprobar si una URL está indexada es a través del tráfico que recibe la página. Si hay tráfico, entonces es probable que la URL esté indexada. Para comprobar el tráfico de la página se puede utilizar Google Analytics o cualquier herramienta de análisis web.

¿Cómo comprobar si una URL no está indexada?

En caso de sospechar que una URL no está indexada, hay varias formas de comprobarlo. Una de ellas es utilizar la búsqueda avanzada en Google, tal y como se ha mencionado anteriormente. Si al realizar esta búsqueda avanzada no aparece en los resultados, entonces es probable que la URL no esté indexada. También se puede acudir a Google Search Console para comprobar el estado de la indexación de la URL. Si no aparece en el informe de resultados, entonces no está indexada. Además, si en las herramientas de análisis web se detecta poco o ningún tráfico en la URL, también puede indicar que no está indexada.

Trucos para desindexar URLs

Acceder a la caché de Google para eliminar la URL

Una manera sencilla de desindexar una URL es eliminándola desde la caché de Google. Para ello, se debe seguir los siguientes pasos:

  1. Buscar la URL que se desea desindexar en Google.
  2. Hacer clic en la flecha verde situada junto a la URL y seleccionar “En caché”.
  3. Dentro de la versión en caché, hacer clic en “Eliminar página”.
  4. Confirmar la eliminación.

De esta manera, se elimina la URL de la caché de Google y, tras algún tiempo, será eliminada del índice de búsqueda.

Eliminar URL por robots.txt

Otro truco para desindexar una URL es bloqueando su acceso a los motores de búsqueda mediante el archivo robots.txt. Para ello, se debe seguir los siguientes pasos:

  1. Abrir el archivo robots.txt desde la raíz del sitio web.
  2. Añadir la dirección de la URL que se desea desindexar a la lista de páginas bloqueadas.
  3. Guardar y subir el archivo al sitio web.

De esta forma, se evita que los motores de búsqueda indexen la URL deseada.

Desindexar URLs sin suprimirlas de la página web

A veces, es necesario desindexar una URL sin eliminarla de la página web. Para ello, se puede utilizar la metaetiqueta “noindex”. Para agregar esta etiqueta, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Abrir la página web que se desea desindexar.
  2. Editar el archivo HTML de la página y agregar la siguiente metaetiqueta en el head: <meta name="robots" content="noindex">.
  3. Guardar y subir el archivo HTML al sitio web.

De esta manera, los motores de búsqueda no indexarán la URL, pero la página seguirá estando disponible en la web para cualquier visitante.

Solucionar problemas de desindexación

En ocasiones, pueden surgir problemas al intentar desindexar una URL. Algunos de ellos pueden ser:

  1. La URL sigue apareciendo en los resultados de búsqueda a pesar de haberla desindexado. En este caso, se puede intentar con otra técnica de desindexación o esperar un poco más para que los motores de búsqueda actualicen sus resultados.
  2. Aparecen errores 404 o 500 al intentar desindexar una URL. En este caso, se debe revisar si la URL realmente no existe en la web o si la página web está presentando problemas técnicos.

Es importante tener en cuenta estos problemas y solucionarlos para lograr una desindexación efectiva y evitar contratiempos.

Consideraciones importantes sobre la desindexación de URLs

A la hora de desindexar una URL, es importante tener en cuenta algunas consideraciones que pueden ser relevantes para el posicionamiento SEO. A continuación, se presentan algunos puntos clave que se deben considerar:

¿Qué sucede con la desindexación temporal?

Al utilizar la herramienta de retirada de Google para desindexar una URL, es importante tener en cuenta que la desindexación es temporal y que después de seis meses, la información puede volver a aparecer en los resultados de la Búsqueda de Google. Además, es importante tener en cuenta que la desindexación temporal no impide que la URL sea rastreada.

¿Hay consecuencias en el SEO por eliminar URLs?

Eliminar URLs de Google puede tener un impacto en el posicionamiento SEO, ya que estas pueden proporcionar una señal importante a Google sobre temáticas específicas dentro de una página web. Por lo tanto, es importante analizar cuidadosamente el contenido y el valor que aporta la URL antes de proceder a su eliminación. En ocasiones, puede ser más recomendable actualizar y mejorar el contenido de la URL antes de eliminarla.

¿Qué hacer si una URL eliminada vuelve a aparecer?

En algunos casos, puede ocurrir que una URL eliminada de Google vuelva a aparecer en los resultados de búsqueda. Si esto ocurre, es importante analizar de dónde proviene la URL y si es necesario tomar medidas para evitar su aparición de nuevo. Por ejemplo, se puede revisar el archivo robots.txt o analizar los enlaces que dirigen a la URL eliminada. Si la URL no existe en la nueva página web, se puede generar un código 404 o 410 para informar que la URL no está disponible.

Desindexación y rediseño web

La desindexación de URLs es fundamental durante un proceso de rediseño web, ya que se busca actualizar y mejorar la calidad del contenido, lo cual puede resultar en la eliminación de páginas antiguas o innecesarias. A continuación, se detallan algunas consideraciones importantes para realizar una adecuada desindexación de URLs durante un proceso de rediseño web.

Cómo desindexar una URL de la versión anterior de la página web

Es común que, durante un proceso de rediseño web, se cambie la dirección de algunas URLs, lo que puede generar conflictos de indexación en Google. Para evitar esto, es fundamental desindexar las URLs antiguas para que la nueva versión tenga prioridad en los resultados de búsqueda. Para desindexar una URL anterior, se pueden seguir los siguientes pasos:

  • Actualizar el contenido de la versión antigua eliminando el contenido que se va a mover a la nueva versión
  • A GSC mediante un fichero CSV
  • Realizar una redirección 301 de la URL antigua a la nueva página

Cómo evitar errores en la desindexación de la web nueva

Es importante tener en cuenta que durante el proceso de rediseño, también se pueden presentar errores en la desindexación de la nueva versión de la página. Para evitarlos, se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

  • Realizar una auditoría SEO antes del rediseño
  • Evitar el uso de palabras clave irrelevantes
  • Optimizar la velocidad de carga de la página
  • Realizar un seguimiento constante de la indexación de la nueva página

Cómo decirle a Google que desindexe una URL, paso a paso

Desindexar una URL de Google es una tarea importante para mantener una buena indexación SEO y posicionar adecuadamente nuestro sitio web. A continuación, explicamos cómo desindexar una URL de Google, paso a paso:

¿Qué es un status code?

Un status code es un código numérico de tres dígitos que especifica el estado de una URL. Hay diferentes códigos que pueden aparecer, pero los más comunes son 200 (OK) o 404 (Not Found).

Cómo añadir un status code para desindexar

Para desindexar una URL de Google, necesitamos añadir un status code específico. El status code más utilizado es el code 410 (Gone), que hace que Google retire permanentemente la URL de su índice.

  1. Accede a tu archivo .htaccess en el servidor donde se aloja tu sitio web.
  2. Añade el siguiente código: Redirect 410 /ejemplo.html (cambia “/ejemplo.html” por la URL que quieres desindexar).
  3. Guarda el archivo.

Desindexar una URL de Google, paso a paso

Una vez añadido el status code 410, sigue estos pasos para desindexar la URL de Google:

  1. Accede a Google Search Console con tus credenciales de acceso.
  2. Selecciona el sitio web para el que deseas desindexar una URL.
  3. Ve a la sección “Índice de Google” y haz clic en “Cobertura”.
  4. En la barra de navegación superior, haz clic en “URL válidas”.
  5. En la parte inferior, haz clic en “Excluir” y selecciona “URLs excluidas” en el menú desplegable.
  6. Crea una nueva regla para desindexar la URL escribiendo la URL que deseas que Google retire.
  7. Haz clic en “Enviar a procesar” y espera a que Google retire la URL.

Recuerda que, aunque la eliminación de una URL es un proceso rápido, la retirada de la URL de los resultados de búsqueda de Google puede llevar algunos días.

Auditoría SEO y desindexación de URLs

Una auditoría SEO es una revisión completa de una página web en términos de su contenido y relevancia para mejorar su posicionamiento en los resultados de búsqueda de Google. Antes de desindexar cualquier URL, es necesario realizar una auditoría SEO para minimizar el daño potencial al SEO.

¿Por qué es importante realizar una auditoría SEO antes de desindexar URLs?

Realizar una auditoría SEO antes de desindexar una URL es esencial para comprender la estructura de la página web y cómo los usuarios interactúan con ella. Una auditoría puede revelar problemas en la página web que podrían estar afectando el SEO, como contenido duplicado, problemas de velocidad o enlaces rotos. Además, mediante una auditoría SEO, se puede determinar si la URL que se desea eliminar ha sido indexada por motores de búsqueda y verificar si hay otras páginas que dependen de ella. Si la URL desindexada es importante para la página web y no se ha tomado en cuenta en la auditoría, podría afectar negativamente el SEO general de la página web. La auditoría SEO, por lo tanto, es un paso crucial antes de desindexar una URL para garantizar que no se causen problemas a largo plazo en el SEO de la página web.

Elementos importantes a tener en cuenta en una auditoría SEO antes de desindexar URLs

Contenido duplicado:

El contenido duplicado puede obstaculizar el posicionamiento del sitio web en los resultados de búsqueda de Google y, por lo tanto, la auditoría debe verificar si existe contenido duplicado en la página web.

Problemas de velocidad y navegabilidad de la página:

La velocidad que tarda la página en cargar y la navegabilidad dentro de ella, también son factores importantes que deben tenerse en cuenta en la auditoría SEO.

URLs importantes que pueden ser eliminadas en la desindexación:

Si se desindexa una URL importante pero ha sido ignorada en la auditoría, puede afectar negativamente el SEO de toda la página web. Por eso es esencial revisar que no exista alguna URL importante que pueda ser eliminada durante el proceso de desindexación.

Contenidos o páginas “huérfanas”:

Las páginas huérfanas son aquellas que no tienen otro enlace que las conecte a la página principal de la web y se encuentran aisladas, sin tener un equivalente o relación dentro de la página web. La auditoría SEO debe revisar y detectar estas páginas para garantizar que no se eliminen inadvertidamente durante la desindexación de otra página.